No resolver los conflictos a tiempo destruye la relación

Las relaciones con la familia, los amigos, la pareja o en el trabajo, que constituyen una constante en la vida, pueden verse destruidas si cuando ocurre algo negativo no se aborda el problema a tiempo, según señala el especialista en comunicación Ferrán Ramón-Cortes. No se puede dar una pauta de tiempo, “pero seguro que no serán dos meses ni dos años”, afirma en una entrevista a Europa Press este experto que acaba de publicar “La química de las relaciones” (Planeta), donde aborda cómo hacer que funcionen y qué no hacer para destruirlas.

conflicto-pareja

 

Volver a ser fértil tras una vasectomía

Cada año, unos 5.000 hombres que han sido sometidos a una vasectomía se arrepienten de su decisión y solicitan una intervención que les permita la posibilidad de ser padres.

Para restablecer la fertilidad, se realizara una técnica de microcirugía llamada recanalización o vasovasostomía que consiste en volver a unir los conductos deferentes que fueron seccionados durante la vasectomía.

Hay que tener en cuenta, sin embargo, que esta intervención no siempre puede restablecer la fertilidad (se calcula que se logra tan sólo en el 60% de los hombres que se someten a ella).

El resultado depende de factores como el tiempo que hace que se practicó la vasectomía (si hace más de 10 años, las posibilidades son prácticamente nulas), la edad del hombre cuando se sometió a ella (cuanto más joven más daño testicular sufre) y el nivel de obstrucción (cuanto más cerca esté el testículo, más delgado es el conducto y más difícil resulta recanalizarlo).

Por todo ello se aconseja extraer durante la recanalización  algunos espermatozoides para que, en el caso de no solucionarse el problema, se pueda lograr el embarazo mediante técnicas de reproducción asistida como la fecundación in vitro.

Fuente: Revista Pronto.

Cosas que es mejor callar

Entre tu pareja y tú no hay secretos, pero hay algunos comentarios, opiniones, etc. Que es preferible que no salgan a la luz ya que, además de no aportar nada positivo, pueden llevar a más de una discusión.

Tu opinión (negativa) sobre su familia. No es fácil congeniar con la familia política, y la tentación de criticarla puede ser alta. Es mejor, sin embargo, reprimir estos comentarios ya que no le sentarán bien.

Críticas sobre su capacidad amatoria. A nadie le gusta que le critiquen y menos en temas tan íntimos. Si deseas mejorar algún aspecto de vuestras relaciones sexuales, hazlo de forma más diplomática, evitando siempre la descalificación directa.

Sermones y consejos no solicitados. Si bien no hay ningún impedimento para que expreses tu opinión sobre un tema que os preocupe, intenta no hacerlo en exceso. Tendrá la impresión de que lo estas juzgando. Si necesita tu ayuda, ya te lo pedirá.

Habla de tu “ex”. Todos tenemos un pasado y debemos aceptarlo, pero no es conveniente ahondar demasiado en ello. A tu pareja no le gustará que le recuerdes constantemente que tuviste otra pareja; creerá que le estas comparando con ella y puede sufrir un fuerte revés es su autoestima. Es mejor, por lo tanto, ser discretos.

Fuente: Revista Pronto.

Miedo al rechazo: cómo superarlo

La necesidad de ser queridos nos hace tomar, en ocasiones, una actitud demasiado sumisa. Para evitarlo, es conveniente lograr una mayor seguridad en uno mismo y ganar independencia.

En el amor, como en muchos otros ámbitos, es muy importante actuar con naturalidad. Si nos obsesionamos por ser gratos al otro, adoptamos actitudes de extrema dependencia, además de perder nuestra identidad, obtendremos el efecto contrario al deseado. Ante el exceso de atenciones, la pareja puede sentirse presionada y tener la necesidad de escapar.

Es necesario, por lo tanto, dejar a un lado la inseguridad y el miedo y atrevernos a mostrarnos tal como somos. De esta manera, nuestra pareja nos valorará como seres independientes que somos y no como apéndices de sí misma.

También es importante comprender que el amor, a pesar de ser una parte muy importante de nuestra vida, no debe convertirse nunca en el eje principal. Hay que diversificar nuestros intereses, concediendo importancia a otros aspectos (aficiones, desarrollo personal, trabajo, etc.).

Esta actitud nos hará sentirnos más equilibrados y felices, además de favorecer unas relaciones en pareja mucho más satisfechas e igualitarias.

Fuente: Revista Pronto.

En busca de ¿ídolos o personas reales?

El problema que surge cuando idealizamos a alguien es que, en el momento más inesperado, puede caer del pedestal. Cuando esto sucede, la frustración acostumbra a ser directamente proporcional al grado de perfección que atribuíamos a esa persona. Tener una concepción más realista de quienes nos rodean puede evitarnos más de una decepción.

Baja el nivel. Aunque lo hagamos de forma inconsciente, a veces negamos los rasgos negativos de la persona que tenemos al lado y magnificamos sus virtudes. “Nadie es perfecto hasta que te enamoras de él”, dice una frase anónima. Si idealizamos eternamente a nuestra pareja, a nuestro amigo, a nuestro socio, a un familiar, etc., estaremos haciéndole un flaco favor, ya que lo situaremos en un lugar tan elevado que difícilmente podrá satisfacer nuestras expectativas.

Construye relaciones maduras. El éxito en cualquier relación esta en tener la habilidad para ver y aceptar a los demás tal cual son, no como nos gustaría que fuesen. Y para ello, nada mejor que saber valorar lo mejor del otro y aceptar sus limitaciones.

Fuente: Revista Pronto.

Las tres claves para disfrutar del sexo

El deseo sexual no siempre se presenta de forma espontánea. En muchas ocasiones, es necesario preparar el terreno para que el encuentro sea mucho más intenso y placentero. Según la sexóloga Logan Levkoff, éstos son los aspectos más importantes para lograrlo.

-sexo-placentero1. Calienta motores. No te limites a pensar en el sexo únicamente durante las relaciones. Cualquier momento es bueno para dar rienda suelta a la imaginación. Prepararse con antelación a un encuentro sexual (elegir la ropa interior, el perfume etc.) también es buena forma de llegar más preparado/a al sexo.

2. Recupera la intimidad. No dejes que el estrés y las preocupaciones te impidan disfrutar del sexo. Para conseguirlo, intenta que haya un momento de relax antes de entrar en materia. Un baño compartido, un masaje relajante, etc., resultarán muy útiles para olvidarse del mundo e ir calentando el ambiente.

3. Mira tu cuerpo. Es nuestra principal herramienta, por lo que debemos mantenerlo en buen estado. Para sentirse en forma y atractivo/a, procura hacer deporte, mantener hábitos saludables, disfrutar de una buena imagen…Así aumentarás tu autoestima y estimularás tu libido.

 

Fuente: Revista Pronto.

Perdí la erección en el peor momento

HOLA Tengo 21 años, hace poco conocí una mujer 12 años mayor que yo y me encanta, desde hace días le estuve insinuando que quería estar con ella en la intimidad pero ella se negaba, hasta que ayer nos fuimos para un motel a las afueras de la ciudad. Ella me decía que estaba nerviosa antes de que entráramos al motel, yo le decía que se tranquilizara. En el momento que nos estábamos besando empecé a temblar, las manos se me pusieron frías y no fui capaz de tener erección. Estuvimos un rato acostados hablando y me dijo que lo intentáramos de nuevo… Todo empezó bien sentía ganas pero en el momento en que la penetre mi pene perdió erección y empecé nuevamente con mi tembladera. Nos vestimos pero me sentía muy frustrado incluso mientras la observaba no pude contener mis lágrimas y mirándome fijamente en el espejo empecé a llorar por mi frustración y no verla hecho sentir como toda una MUJER…

Te pido que por favor me ayudar no hago otra cosa mas que pensar en ese momento y de nuevo empiezo a llorar. De verdad que es algo frustrante para mi y siento miedo de que esto me vuelva a suceder…

Agradezco su colaboración y espero una pronta respuesta a mi caso.

R. Rodriguez

De la pasión a la relación madura y duradera

Desde tiempos inmemoriales, los expertos se han hecho la misma pregunta: ¿Cuánto dura el amor? Pero ponerle cotas a un sentimiento tan volátil es tarea inútil. No debemos, por lo tanto, hablar de duración, sino de habilidad para trasformar la pasión de los primeros tiempos en un amor sólido y maduro.

amorFases de enamoramiento. Al principio de una relación, se profesa lo que se considera un amor romántico, es decir, una pasión intensa y gratificante que trasforma por completo nuestras vidas. Este sentimiento, sin embargo, tiene una duración limitada (entre 18 mese y tres años) ya que, de prolongarse durante más tiempo, resultaría agotador para nuestro corazón y nuestras neuronas.

Época de transición. Una vez terminada esta etapa, hay dos alternativas. Si los sentimientos son lo suficientemente fuertes como para continuar el proceso, darán paso a una relación mucho más solida y duradera. Si, por el contrario, una vez enfriado el fuego de la pasión, no queda nada que siga manteniendo a la pareja unida, se llega al final del camino.

Evolución. La clave está en diversificar nuestros sentimientos. Si los focalizamos únicamente en la pasión, nos perderemos aspectos tan importantes como la ternura, la complicidad, el humor, la solidaridad…etc.

 

Fuente: Revista Pronto.

Mejorar el rendimiento y el deseo sexual

No sólo la edad causa una disminución de la potencia sexual de los hombres, otros factores, como los malos hábitos, los problemas emocionales y determinados trastornos de salud también pueden perjudicarla.

Uno de cada cinco españoles sufre disfunción eréctil. Pero, antes de buscar tratamiento adecuado, es imprescindible distinguir si el problema es de origen físico o psicológico.

Cuando la disfunción eréctil aparece en la juventud (entre los 20 y los 35 años) lo más probable es que se trate de la consecuencia del estrés, la ansiedad o el miedo al fracaso. En estos casos, se aconseja acudir a un psicólogo o, mejor aún, a un sexólogo para recuperar la confianza.

A partir de los 35 años, es más habitual que se trate de un trastorno de tipo orgánico. Dolencias como el colesterol, la diabetes o la hipertensión alteran el riesgo sanguíneo y pueden provocar dificultades en la erección. El tabaco y el alcohol agravan todavía más la situación. En estos casos, es posible potenciar el rendimiento sexual mediante fármacos como, por ejemplo, viagra, y productos naturales, como el ginseng rojo, los suplementos de zinc…etc.

deseo-sexual

Fuente: Revista Pronto.

La mejor edad para disfrutar del sexo

Aunque biológicamente, la época en la que el cuerpo está más preparado para tener sexo está entre los 20 y los 25 años, lo cierto es que, si de lo que hablamos es de disfrutar plenamente, la franja de edad tendría que situarse más tarde. Y es que a la hora de sentir placer, la experiencia es un grado.

Según una investigación publicada en el “Daily Mail”, la edad de oro en cuanto a satisfacción sexual se refiere está entre los 35 y los 44 años. Es a esta edad en la que el pico del placer está más alto, ya que se aúna experiencia, seguridad en uno mismo y energía sexual.

Problemas como la frigidez, la inseguridad las consecuencias de una educación excesivamente represiva, etc. Se reducen considerablemente al entrar en la treintena. A esta edad se ha conseguido la autoconfianza necesaria para superar todos los tabúes y disfrutar de una vida sexual más plena.

En esta época, además la compenetración con la pareja es más profunda. Existe una mayor facilidad para descubrir los resortes del placer y activarlos de forma eficaz.

La mayor estabilidad sentimental que, normalmente, se alcanza a estas edades, permite que la frecuencia en las relaciones sexuales sea mayor (según un estudio, el 36% de las personas de esta edad aseguraban tener sexo dos o tres veces por semana).

Fuente: Revista Pronto.